Saturday, June 30, 2007

La fiebre del iPhone


Estoy convencido de que algunos fenómenos culturales nacen a partir de los productos. Un teléfono como el iPhone no sale al mercado con tanta potencia y posteo en simultáneo en todo el planeta sino representara un código cómplice en la época en que le toca habitar.

Otros aparatos presentan las mismas aplicaciones que el producto de Apple, pero así como hay determinada gaseosa, determinado jean, determinada música, el iPhone es percibido como más que la utilidad que tiene.

Si lo pensamos solamente desde el lado de las marcas (y el discurso de que la tiranía del marketing y la sociedad de consumo nos impone...bla, bla, bla) estamos muertos. Hagamos el ejercicio de entender porque ciertos elementos, artefactos, libros, canciones, películas, filósofos, diarios, blogs y todo lo que la producción humana es capaz de generar, logran pasar la línea de flotación de la novedad para transformarse en iconos culturales de un momento de la historia.

Porque hay ideas que viven y otras que no llegan a embrión.


Curiosos miran el iPhone cuando fue presentado antes de su salida a la venta

Labels: , ,