Sunday, May 27, 2007

Primera víctima comprobable de los teléfonos celulares: el portero eléctrico

Siendo el portero eléctrico apenas una interfase y habiendo perdido definitivamente toda su función, ya existe el elemento superador para reemplazarlo: el teléfono celular.
Desde que la inseguridad gobierna cada acción individual y colectiva, el portero eléctrico ha perdido su función original: apretar un botón y que la persona que llamó pueda subir sin que tengamos que ir en su búsqueda.
Con el riesgo de que cualquiera puede presionar y entrar, hoy el portero eléctrico ya no abre ninguna puerta, sino que es un simple llamador. Las entradas de los edificios suponen ser fortalezas inexpugnables con el portero eléctrico desactivado, pero a diario leemos como desvalijaron a un arquitecto o le robaro la jubilación a la viejita.
Por lo tanto, detenerse para utilizarlo es innecesario. Será por eso que todos cuando vamos a buscar a alguien, en auto, taxi y aún caminando preferimos llamar por celular y decir mentiras tales como:

-En 5 estoy
-Bajá que estoy abajo
-Anda bajando que ya llego

Quien llega y quien baja ingresa en una fase inasible del tiempo en la que cualquier valor numérico o espacio es relativo.
En París casi no hay porteros eléctricos. Los edificios tienen una botonera que funciona como el teclado de un cajero automático: se introduce el pin correcto y adentro.
Gloria al pin, adiós al portero eléctrico.

Labels: ,

2 Comments:

Blogger cronopio antiheroe said...

Considero que los devaluados porteros tienen que seguir siendo usados. Acaso en París al encargado del edificio le dicen "pin"?
Aparte andar usando tanto el satélite para un simple "Bajá", no vale la pena.
SAludos.

5:07 PM  
Blogger Viva Caillaux said...

La verdad, desde que me mude a buenos aires, lo que mas extraño es el portero electrico ... vivo en el piso 12 y me toma mucho tiempo subir y bajar para abrirle a alguien, por eso mis amigos mas cercanos (y de confianza) tienen llave !

12:39 PM  

Post a Comment

<< Home