Saturday, September 02, 2006

La derrota del fútbol


El gran derrotado del Mundial de Básquet no es el equipo de Manu Ginóbili, sino el fútbol. Aunque haya conseguido un cuarto puesto, el logro menor de entre todos los que se clasificaron para semifinales,esta generación basquetbolística tiene una valoración, un lugar afectivo que el fútbol parece haber perdido.El pensamiento puede parecer subjetivo y arbitrario, pero se ve que a muchos le pasó lo mismo. El espacio del fútbol en una sociedad como la nuestra es indiscutible. Su presencia magnánima y exagerada tiene razón de ser: somos fútbol, respiramos fútbol y comemos fútbol.Ahí está el sentido de esta derrota del fútbol. Global y hegemónico, pasional y asesino, vistoso y mal jugado, marketinero y de potrero, el fútbol es tantas cosas a la vez que ha dejado de ser un deporte.Su crecimiento es tan incomensurable que verlo como deporte, reglado y competitivo, nos hace sentir que sólo abarca una mínima expresión.
Ginóbili, Scola, Oberto, Nocioni, Pepe Sánchez, Delfino y compañía nos hicieron recuperar el sentido de la épica en el deporte. El sabor de la conquista mediante el talento, el esfuerzo y la capacidad de un equipo; sin excusas, sin llantos explicatorios, sin miedo a ganar en cada minuto de juego con selecciones mejores y peores. Manejando el factor derrota como una las dos posibilidades que da el juego, contra tres resultados que ofrece el fútbol.La comparación es tan injusta como inevitable.

No se trata de ambientes peores y mejores, ni jugadores con espíritu amateur frente a profesionales con vicios de la profesión. Ni siquiera de la identidad del fútbol argentinoSe trata de espacios ocupados. El crecimiento del fútbol precisa que sea más que un deporte. Es un fenómeno de nuevo siglo, una subcultura, una trinchera, una actividad a psicologizar, un negocio, un contenido televisivo, una polémica inconducente, una novedad de videojuego, un aviso de TV, un tema para cuentistas recién llegados y cada tanto, lo que vale: un buen partido, un buen equipo, un buen campeón. Demasiadas cosas al mismo tiempo como para quedarnos con el juego sin el resto del cotillón. Si pensamos en Italia como una selección de jugadores que se juramentaron que nadie les haría un gol, que ellos quizás no lo ganarían, pero que definitivamente no iban a perderlo, a lo mejor la sensación con el fútbol es reconciliatoria.
Italia le puso entusiasmo a la idea de no ser derrotados. La resistencia como moral. Les funcionó. No es una verdad revelada, sino un simple ejercicio de entendimiento.

La Argentina del básquet acercó la posibilidad de tomar contacto con el deporte sin accesorios. Simple, básico y primitivo: sentarse frente al televisor, como hombres que somos, a ver el juego.

Tan yanqui, tan europeo, tan poco argentino ultimamente.La épica duró lo que duró. Jugaron y perdieron. Admitir la derrota es un triunfo en el zoológico deportivo nacional.

16 Comments:

Blogger Florencia said...

Me gusto mucho lo que escribiste ...es asi....soy una fanatica del basquet( soy bahiense !) , de las de antes , de la epoca de espil milanesio y campana...yo vivi el despegue de esta generacion de oro, como la llaman, ese que pensamos que nunca iba a suceder...por eso, miro a este equipo y lo unico que me sale, es decirle gracias! porque nos demostraron que se puede jugar bien, jugar mal , y salir de un vestuario y sin ponerse el casete hablar de ello. estoy orgullosa de estos jugadores que hicieron mas grande un deporte hermoso .

5:28 PM  
Blogger luk said...

La realidad es que no soy fanatico del basquet ni mucho menos, pero hay cosas que te llegan al cuore y no sabes porque. No se si es orgullo, no se si es "pasion", no tengo idea que es, pero es eso que me hizo levantar temprano y acostarme tarde para ver los partidos. Eso mismo hizo no dejarme terminar de ver el partido contra España, no es que no quise, realmente no pude terminar de ver los 5 ultimos minutos. Me fui, me puse los auriculares y lo termine de escuchar por Cual Es?, sintiendo que era menor la excitacion que tenia que ver correr los ultimos minutos por la tele. Debe ser el ser Argentino no?
Es lo bueno del deporte, que siempre te da revancha. Y a esperar 2 añitos mas (para los olimpicos digo..)

11:43 PM  
Blogger Leo Pastodelico said...

Es un equipo "honesto", juegan al 100%, de eso te podes quedar tranquilo.Despues, podes tener un mail dia y perder, pero el esfuerzo esta ahi.


Ademas, son ejemplos de deportistas dentro y fuera del campo.
La frase "no parecen argentinos", no me gusta pero es lo que me sale.

Uno quisiera que jueguen para siempre.

7:36 PM  
Blogger El Bambi said...

La cuestión es, además, que no es lo mismo perder como perdimos en el fútbol, con mentalidad de equipo chico, y como perdimos en el basquet, por un punto y ante el equipo que ganó la final con lujos y un tiempo de sobra. Dejaron imágenes distintas, y transmitieron comportamientos diferentes. Argentina perdió al basquet como el último campeón que era (recordar el Mundial anterior en que nos robaron escandalosamente). En el fútbol perdimos como un equipo del montón.

10:49 AM  
Blogger El Bambi said...

This comment has been removed by a blog administrator.

10:50 AM  
Blogger César said...

En mi caso particular, siendo amante del futbol mas no del basquet, me encontré nervioso frente a la pantalla en el último cuarto del partido con España. Incluso mas nervioso que en aquel Alemania-Argentina y los penales de Cambiasso y Ayala.

Creo que el basquet -y concretamente esta selección-, al igual que otros deportes, han encontrado la madurez que al futbol le falta. Me parece que tiene que ver con una formación distinta de los jugadores-hombres, entre otras cosas, ademas de la bendición que les proporciona que señores como Fernando Niembro y Carlos Salvador Bilardo se abstengan de opinar sobre ese deporte.

Last but not least: Excelente tu post Gantman.

Un abrazo
César

12:25 PM  
Blogger César said...

This comment has been removed by a blog administrator.

12:25 PM  
Blogger César said...

This comment has been removed by a blog administrator.

12:26 PM  
Blogger César said...

This comment has been removed by a blog administrator.

12:26 PM  
Blogger marcelo gantman said...

Disculpen, no se que pasò, pero quiero aclarar que el autor (o sea, yo) no he suprimido ningùn post
Verè que fue lo que sucediò

2:29 PM  
Blogger Mare said...

Creo que el Duende que maneja todo este tema de Blogger desde el últimpo piso de una torre muy alta o desde algún lugar lindante con el centro de la tirra, se refería al decir "autor" al autor del comentario suprimido, y no al del post and blog.
Estoy ahora mismo escuchando La Pelota...

3:23 PM  
Blogger Francisco said...

El negocio hace perder la frescura? Puede ser. La frescura tambien la dan los lideres positivos (como Ginobili por ejemplo) y quienes arman los grupos de jugadores, los tecnicos. Pekerman le dio cierta "frescura" a la seleccion de futbol. O al menos le bajo el perfil que no es poco.
Esta seleccion de basket demostro talento, humildad y sacrificio, una combinacion explosiva que se transmite sin interferencias.
La comparacion es inevitable y no es poco compararse con el futbol.

6:34 AM  
Blogger César said...

Marcelo: fui yo el que suprimí 3 mensajes propios. Resulta que luego de escribir di OK y como no avanzaba la carga, mi impaciencia me llevo a presionar tres veces "Actualizar" del explorer. Blogger posteó, entonces, 4 veces mi mensaje. Consideré que con uno solo bastaba...
saludos

12:01 PM  
Blogger Paterna said...

Totalmente de acuerdo. La encuesta de Clarinete indicó que más del 80% de los que la respondieron estuvieron satisfechos con el resultado.
El seleccionado de basket argentino es
la mejor muestra de qué se trata el juego en equipo.

12:33 PM  
Blogger Olubec said...

Muy bueno el post. Creo que fue para el preolímipico del 2004 que Argentina perdió un partido increíble y creo, también (no me acuerdo bien y me da fiaca buscarlo), que era contra Puerto Rico. En 72 segundos se lo dieron vuelta por un buen número. Lo que sí no me olvido más es lo que dijo el técnico que le dijo a los jugadores en el vestuario: "Quien no sabe ganar, merece perder". A mí me pareció genial, pero durísima. Sin emabargo dentro del básque nadie se mosqueó. Con los años entendí que así era el básquet y que no había ningún problema en decir eso, porque todo está a la vista (casi). Alguna relación debe tener que no sea tan popular en Buenos Aires como en el resto del país, o que sea un deporte más bien sajón o latino (Puerto Rico no califica como latino; es lo latino a lo yanqui). Por es la sorpresa de España y Argentina. Habrá que ver en el futuro, quién te dice que nuestro eje de rotación deportivo cambia.

5:46 AM  
Blogger Marielos said...

The information contained in this site is very important to you. This page offers the ability to find information concerning any sport and any country. It's really important to visit this site. Never saw anything like before. We wholeheartedly recommend.

The best place for mlb odds, mlb truth and rumor, yahoo mlb.
For more information visit:
http://www.bet911.com

2:49 PM  

Post a Comment

<< Home