Friday, January 05, 2007

La celebración de la ignorancia


La frase es explicativa de por sí: hay gente que festeja y hace alarde de no saber sobre algo. Usualmente suelo escuchar a personas que se jactan de no conocer sobre algún tema, lo cual no tiene nada de malo. Salvo que pretenden hacer de eso una virtud.
Decir con suficiencia que uno no sabe prender una computadora, manejar las fotos digitales o programar una videocasetera no nos convierte en mejores por ofrecer sinceridad, sino en petulantes y fanfarrones por querer imponer la ignorancia como valor.
Populacheros y cancheros de mirada corta, andan por ahí paseando su falta de ganas de aprender.
Enseñar y aprender, al mismo tiempo, es algo que no hay que abandonar nunca

Labels: ,

9 Comments:

Blogger Cesar said...

A partir de reflexiones como estas, a veces pienso que si la humanidad hubiese seguido el patrón de conducta de algunos individuos, hoy no hubiesemos descubierto aún el fuego. ("Que es eso de frotar piedritas????, no me vengan con cosas raras a mi!)

5:43 PM  
Anonymous Leandro said...

Hay frases que son comunes en padres, tías o familiares de otra generación, que me hacen salir de mis casillas:
"Bueno, pero vos sabés que yo no entiendo de esas cosas...".
Ok, puede ser que la brecha generacional sea un factor de desconexión... pero, ¿qué tal si se ponen las pilas para que esa brecha sea sólo una palabra?

6:58 PM  
Anonymous GRMN said...

Algo que escucho con frecuencia decir entre personas de veintitantos es "tengo menos lectura yo", acompañado de una risa canchera; es un falso intento de enaltecer algo tan trivial como la vulgaridad. Cada loco con su tema.

8:10 PM  
Anonymous Pablo Giordano said...

Si, y tienen miedo. Miedo de creer que ingresan en una realidad carente de valor y humanidad. Una realidad donde siempre se corren riezgos, donde hay que ser fuertes, independientes, humildes.

PD: No entendí por qué la foto de Mimguito. Supongo que se refiere a el público que consumía a Minguito como un idolo.

9:36 AM  
Anonymous Manuel said...

Coincido en gran parte, pero también creo que esta "celebración de la ignorancia" puede tener aplicaciones prácticas, útiles o disparadoras de creatividad. En mi caso, lo uso (moderadamente, claro) para estimular confianza en las personas a las que les encargo algún tipo de trabajo, haciéndoles saber que dejo en sus manos la toma de decisiones frente a inquietudes o problemas que se puedan ir presentando. Es decir, como el otro es el que sabe (por lo menos más que yo) de un determinado tema, prefiero que exprima al máximo su experiencia y criterio, y me haga saber mi error si lo que propongo, desde mi ignorancia, es razonable o no.

9:23 AM  
Anonymous F. said...

No me parece que sea para tanto. Tampoco se puede saber todo. Noté en la entrada cierto tono moralista desagradable.

2:13 PM  
Anonymous Claudio said...

Marcelo:

Justamente ese fue uno de los motivos por el cuál dejé de escuchar cierto programa de radio matutino que fue la banda de sonido de toda mi secundaria y parte de la facultad.

Por ese culto a la ignorancia que hacen constantemente: Si tal película "es de pensar" seguro es una garcha. Si tal personaje "se hace el que habla raro" es un pelotudo. Si fulano plantea que en el capitalismo las cosas no van "seguro que es un nabo que se hace el de izquierda y es de palermo". En la "universidad de la calle" aprendés mucho más que en los libros. Si alguien habla durante más de tres minutos seguidos de un tema serio es aburrido

y así encontrarás inumerables ejemplos dentro de ese programa (tal vez te sientas identificado en algunos de los puntos)

Cuando uno tiene 18 años lo ves así y es gracioso. Cuando ya cruzaste varias barreras se torna patético.

Lo pensaste alguna vez? Habrá algo de autocrítica en ese programa?

8:21 AM  
Anonymous Anonymous said...

Muy certero comentario estimado marcelo y sobre todo muy estimulante. sin ir mas lejos hoy me comentaron sobre tu post y decidi comprarme una computadora y aprender a usarla solo para escribir estas palabras. he aqui un post para celebrar !!!

3:50 PM  
Anonymous Anonymous said...

Es cierto que ignorar algo nunca puede ser elogiable; saber siempre es mejor que no saber. Pero la decisión de aprender algo responde a razones de necesidad, de practicidad y simples gustos personales. Si mi tía Graciela quiere escuchar tangos en cassette, ¿para que se va a romper la testa con el MP3?

7:29 AM  

Post a Comment

<< Home