Sunday, January 06, 2008

Llamada desde la costa (I)

-En la playa se ven chicos y nenas cada vez más gordos. Pero con una gordura nueva, una forma de la panza que parece común en niños con tendencia a la obesidad y los que no la tienen. Mi mujer sostiene que es por la ingesta de alimentos pre procesados y comida chatarra que de pequeños nosotros no consumíamos. Me parece factible.
-El tema en los mini mercados y los comercios pequeños son las monedas. Faltan. Las de 10 cvs, 25, 50 u 1 peso. Pero el asunto es de ida y vuelta: el comerciante nos dice que nos debe las monedas y no se enoja si somos nosotros los que no la tenemos. Hay una especie de democracia monetaria en la que todos estamos parejos, nos debemos entre nosotros y el verano avanza sin dramas.
-Pienso lo que otros piensan cuando me miran mientras corro:
    • Corrí todo el año, no me voy a poner a correr ahora
    • Mirá este, que bien
    • Mirá este, en vez de estar tomando mate y comiendo facturas, corré.
    • ¿Y a este qué le pasa?

Labels: , ,

9 Comments:

Blogger Gonzalo said...

Hola Marcelo como va? Soy Gonzalo Martinez,te quiero contar que tengo un fanatismo inigualable por Rómán,tengo un blog sobre el,se llama Riquelme EL ULTIMO NUMERO 10 lo hice como una forma de agradecimiento/devoción.

Me gustaria que pasaras y lo vieras,detras de todo esto hay una historia que quisiera contarte,pasa por el blog y si te gusta enlazame

3:18 PM  
Anonymous Anonymous said...

Marcelo, muy cierto lo de los nenes... es llamativo. Tengo 27 años y cuando era chico, sola hace 16 años no más, no era. Lo veo en mis sobrinos...

Respecto de correr en la playa tipo 7 con el agua que va viene.... un placer. Me encanta correr y es algo obligado. Por un tema de rodilla me voy a perder la maratón nocturna de Pinamar. Si tenés oportunidad, posteate algo sobre el tema para los que nos quedamos acá.

Un abrazo y buenas vacaciones,

Manu.

4:12 PM  
Anonymous Anonymous said...

Tas un poco paranoico
relajá

4:13 PM  
Anonymous Anonymous said...

Creo que el tema de las monedas es parecido al de la inseguridad: es cierto que escasean, pero me parece que es mas una "sensación" de que no hay. ¿Será que por temor a no tenerlas, las guardamos y no las usamos y por eso no circulan? ¿Cuanta gente tiene tarritos llenos de monedas?
Ademas, desconfiemos del kioskero sin monedas; al principio te las pide, si no tenes, pone cara de bueh! y te las da. Esto, obviamente, no pasa con los cigarrillos.

4:53 AM  
Blogger El Fantasma said...

Con respecto al temita de las monedas, pregunté "¿quien las tiene?" en mi blog, y las respuestas fueron disparatadas y buenisimas.
Con respecto a "correr", admiro tu fuerza de voluntad.
Y con respecto a la panza de los chicos, creo que es una mezcla entre mala alimentación y mala postura, sobre todo en las chicas.

5:06 AM  
OpenID Los Ziegler en Canada said...

Lo de las monedas es, te diría, hasta peligroso. La falta de monedas, por menor que sea, es inflacionario. Esas chirolas que faltan de vuelto en vuelto producen un aumento encubierto... Parece una boludez, pero no lo es tanto. Ojala se tuviera la cultura de recibir el cambio hasta la última moneda.

7:39 AM  
Blogger viajecomoelorto said...

Veo lo mismo en los nenes, creo que se atribuye a la mala alimentación sumado al sedentarismo.
Empecé a correr, cuesta pero vengo tomando ritmo.
Un abrazo

11:43 AM  
Blogger manhattan transfer said...

No hace falta correr como un tarado. Es suficiente con caminar o trotar 3 kms por día. Eso evita cierto desequilibrio en los colesteroles que terminan en taponamientos coronarios.
De vuelta en la ciudad, lo mejor es la bicicleta fija. Correr por la ciudad es menos saludable que quedarse sentado frente al TV comiendo grasa de chancho.

3:42 PM  
Anonymous laovejabala said...

Esta generación no pasa tres o cuatro horas jugando/haciendo aeróbico en un club. Estan tres o cuatro horas (o más) con Playstation/Internet.

12:12 PM  

Post a Comment

<< Home