Wednesday, March 08, 2006

Pequeñas alegrías


Me encontré un billete de 20 pesos en el bolsillo de un pantalón. Resistió al menos un lavado. Me produjo la repetida y feliz sensación de encontrar lo inesperado y además, siendo una buena cifra. Es el bolsillo derecho de adelante de un pantalón cuya tela interior hace que los billetes suban y se enrollen cuando uno se sienta. Dista de ser uno de mis pantalones favoritos así que de ahí debe venir el olvido. Pensé en otras pequeñas alegrías que podemos tener. No definitivas, pero que ayudan.

-Una llamada en el contestador cuando llegamos a casa. Es feo cuando vemos que la máquina indica cero mensajes.
-Una computadora libre en el locutorio.
-Las últimas facturas de la panadería a la tarde, cuando ya no quedan más. Lo mismo con el pan.
-Un sí cuando esperamos como respuesta un sí.
-Tiempo para cenar e ir al cine sin correr y sin baches en el medio.
-El asiento libre de un colectivo con la ventana que se abre completa.
-Viajar en avión y que se siente una chica al lado.
-Ver una foto de Marilyn Monroe sonriendo.

8 Comments:

Blogger El Bambi said...

Brillante entrada la tuya. Te agrego algunas pequeñas alegrías:

- Llegar a un edificio y encontrar que el ascensor está justo en la planta baja.

- Encender la FM y que estén pasando una de las favoritas.

- Bajar a la estación y que esté el subte justo en esa estación.

- Que el semáforo se ponga verde justo cuando vamos a cruzar.

- Encontrarse con un amigo por la calle.

- Entrar a casa y sentir los pasitos de mi hijita que viene corriendo a abrazarme.

10:46 AM  
Blogger El saber ocupa lugar... said...

- Hacerle señas al colectivo fuera de la parada y que frene, seguramente subis y hasta lo saludas al chofer.
- Decirle un piropo a una chica y que sólo se sonria
Acá, en Córdoba, una de las experiencias mas alegres es tener que esperar 5 minutos para que salgan los criollitos calentitos en la panadería.
Saludos, desde Córdoba. Juan

10:57 AM  
Blogger Raquel Barbieri said...

Buenos días Marcelo,

Me gustó particularmente esta entrada porque es reconfortante hablar de los pequeños placeres de la vida y lo expresaste lindo.

A mí me pasa con la sonrisa de Clint Eastwood o de Mel Gibson lo que a vos con la de la Monroe. Y en el avión, cambio a la chica por un hombre preferentemente francófono.

Comparto vivamente lo de las facturas y el pan:) y cuento un par de mis pequeñas alegrías cotidianas:

- Llegar a casa y bajar de los zancos (los tacos altos) y quedarme descalza.

- Ir a la pileta a nadar y ser la única persona en ese horario, al punto de escuchar mis propias brazadas en el agua.

Gracias,
Saludos para todos

Raquel

8:41 AM  
Blogger Natalia said...

Cambiaría la del avión: que no se siente nadie, así puedo dormir tranquila. En el último viaje largo (+10hs) en avión tuve que sufrir a un tipo que se ve que odiaba que invadan "su espacio personal". Cada vez que mi brazo rozaba el tuyo (es sabido que en clase turista es inevitable que eso pase) me miraba feo y como asustado. De más está decir que no pude dormir nada, ¡imaginate si me quedaba dormida y me apoyaba en su hombro!! ... grrrr

Otros pequeños placeres cotidianos:
- Las cosas que salen tal como se planearon
- Las cosas que se desvían de lo planeado y resultan aún mejor
- Cuando llega una nueva traducción cuando estoy apunto de terminar la anterior
- Traducir sobre alguna tecnología nueva que nadie conoce
- Aprender una palabra nueva
- Ir a clases de lo que sea que me guste en ese momento
- Tener gaseosa fresca en la heladera
- Pensar que no me quedan más puchos y encontrar alguno en algún cajón o paquete olvidado

10:34 AM  
Blogger Maxi said...

La del colectivo es lo más!!!, que la ventanilla se abra a full, nada de topetes que te la frenan al toque o compartir miti-miti con el de adelante. Si el brazo puede asomar por la ventanilla mejor.

Otras:

- Tener papel y birome a mano cuando tenés una idea.

- Tener tiempo para ir caminando a donde haya que llegar.

- Que la fría y la caliente esten en el punto justo en la ducha.

- Que las pilas de la cámara y el discman estén recien cargadas.

- Que haya nuevos posteos en los blogs de Marcelo y Alejandro.

- Que gane el Rojo el domingo.

9:12 PM  
Blogger Daniel Seifert said...

Algunas más:

-Oler café o tostadas al pasar.

-Despertarse descansado antes que suene el despertador.

-Que la puerta del subte quede justo donde uno la espera.

-Recibir una carta o encomienda de mi vieja.

-Tener una idea.

2:32 AM  
Blogger VB said...

Me sumo...
-Desayunar rico un domingo a la mañana..y pese a las noticias..leer varios diarios.
-Caminar por la ciudad sin apuro (de noche más aún)
-Que te llame o escriba un amigo que hace mucho, no ves.
-Robarle un dia a la rutina y hacer lo que querés.

12:19 PM  
Anonymous aki said...

Las piletas en invierno,llenas de hojas
olor a tierra y pasto luego de lluvia
las chicas con ojotas de color
llegar al mar y ver olas perfectas
encontrarse con pibes que no ves hace mil dentro del agua y ver como se lo lleva una ola
olor a parafina y hawaian tropic en el auto
auto lleno de arena
la costa en invierno
zafar en las aduanas

7:12 AM  

Post a Comment

<< Home